DEL “ERES LO QUE COMES” AL “COMES COMO ERES”.